Descartes en el Festival de San Sebastián

Después de mucha indecisión, de síes y noes, de quizás y puedes, me lancé y cumplí uno de los sueños que tenía desde hacía mucho tiempo: asistir al Festival de San Sebastián con la acreditación de prensa que me permitía vivir la experiencia de una manera completa. ¿Queréis saber cómo fue? ¡Aquí va la crónica!

En esta aventura me acompañó Adonai, quien mueve los hilos del blog Salvando al Soldado Ryan, con quien trabé amistad opinando en nuestros respectivos blogs y a quien definitivamente puse cara este pasado fin de semana. Al igual que yo, acaba de publicar su opinión sobre estos días, así que os invito a echar un vistazo a su blog para que conozcáis los dos puntos de vista.

Nada más llegar conseguimos la acreditación y exploramos el interior del Kursaal, el Palacio de Congresos y Auditorio de San Sebastián en el que tendrían lugar varios de los eventos a lo largo del Festival: ceremonia de inauguración, proyección de películas, ruedas de prensa, entregas de premios…

Y entre cientos de periodistas y medios acreditados, aquella noche de inauguración ahí estaban “Descartes no fue al cine” y “Salvando al Soldado Ryan” fijándose en todo con los ojos bien abiertos y encantados de estar en medio de uno de los festivales de cine más importantes de nuestro país. Los dos nos vimos rodeados de caras conocidas del mundo del cine que desfilaban por la alfombra roja mientras montones de fans intentaban atraerlos para hacerse fotos y firmar autógrafos. Ahí vimos por ejemplo John Malkovich, María León, Alicia Vikander o Cayetana Guillén Cuervo, mientras nuestros vecinos de apreturas comentaban lo guapa que posaba una, lo elegante que estaba la otra y lo simpático que era ese actor que siempre le había parecido tan soso. Todo era sorpresa, glamour e ilusión en los primeros compases de esta 65º edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Pero lo más importante empezaría el día siguiente, cuando eligiendo entre la increíble cantidad de candidatas, decidiríamos las películas que veríamos. Y, aunque con un par de matices, tengo que decir que la elección fue sensacional. En los próximos días publicaré las reseñas de las cinco cintas que disfrutamos en el Festival:

 

Con esas cinco películas se completó un fin de semana inolvidable, lleno de sorpresas, de ilusiones cumplidas, de buenas comidas y cenas y sobre todo de cine, muchísimo cine en una ciudad impresionante, volcada de lleno en este evento y con un tiempo espectacular. El primer festival al que acudo con la responsabilidad de compartir con todos los que seguís este blog todo lo que allí vi y viví.


Descartes en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián 2017

#65SSIFF